Metanoética

Posición práctica para la transformación

Hito

La metanoética es una práctica de vida, una forma de encarar la vida de manera que la dinámica trae la realización de la nada.

El hito está en conocer la acción de la nada absoluta en uno mismo. Hay un camino de reconocimiento de quién soy y de cuáles son mis verdaderos poderes. Este camino comienza por el reconocimiento de la maldad del propio yo, continúa por darse cuenta de que ese yo no puede ser la base de ninguna acción que no esté tiznada de ese mal y el hito está en lo que ocurre en ese abandono del yo en el que hay una conversión-transformación del propio yo en un yo vacío, apto para la acción de la nada en mí. Esta acción de la nada en uno es un proceso dinámico e interminable auténtico hacedor de la historia.

hito

 

Anuncios

En lo que consiste la vida

“La vida consiste en la continua práctica de 《muerte-y-resurrección》. Metanoesis es práctica y también estar hecho para la práctica de esta 《muerte-y-resurrección》, de acuerdo al criterio del valor y significado de nuestra existencia o más correctamente, de acuerdo a la falta de valor y falta de significado de nuestra existencia. Esto debe empezar con un despojamiento del yo que ya no está calificado para existir porque se ve forzado a reconocer, a través de penas y sufrimientos, que su ser es carente de valor.”

Hajime, Tanabe (2014). Filosofía como metanoética. El significado filosófico de la metanoética. (Pag. 73). Barcelona: Herder

Frente al ser, la nada y cuando el ser tiene el mismo valor que la nada, entonces, la vida se expresa desde la nada y no desde el ser. El infinito toca lo finito. El yo ha de morir para ser tocado por el infinito que afirma al ser dotándole de una nueva vida.

“El autodespertar basado en la práctica no emerge de un ser pasado y previamente existente que es intuido de golpe espacialmente. Es más bien una restauración de la nada de un yo que emerge desde la transformación de la muerte a un presente lleno de esperanza en una resurrección futura. En otras palabras, es el autodespertar de la muerte.”

Hajime, Tanabe (2014). Filosofía como metanoética. La mediación absoluta en la metanoética. (Pag. 255). Barcelona: Herder

Vía disciplinada hacia la muerte

“Metánoia no está confinada a ser una 《meta-noia》, esto es, un 《pensamiento posterior》, o un arrepentimiento que implica un doloroso recuerdo de los propios pecados del pasado, o un sentimiento de remordimiento acompañado por el deseo profundo de que aquellos pecados no hubiesen sido cometidos. Es preferible el atravesamiento (Durchbruch) de un yo que hasta ahora se ha movido dentro del ámbito del pensamiento y la reflexión. En realidad, mientras el yo afirme su ser directamente, el verdadero arrepentimiento no esposible. Por esta razón, a pesar de que el arrepentimiento es un acto que realiza el yo, es también un atravesamiento y un abandono de sí mismo. Como dice Hegel, cuando nosotros reconocemos nuestra responsabilidad por aquellas de nuestras acciones que inevitablemente resultaron pecaminosas, este reconocimiento de nuestro propio pecado implica la trágica caída de nuestro propio ser y una sumisión al juicio del destino. Así también zange o metanoesis implica la caída y el abandono del yo. Como  tal, zange signifca simplemente seguir una vía disciplinada hacia la muerte.”

Hajime, Tanabe (2014). Filosofía como metanoética. El significado filosófico de la metanoética. (Pag. 71) .Barcelona: Herder

Fe

Tengo la convicción de que hago algo mal en cualquier circunstancia, son muchos mis hechos que ofenden y hacen sentir mal a muchas personas. Cualquier justificación que busque es una excusa barata pues no puedo negar el hecho de que voy sembrando dolor en los otros con mis malas acciones. No tengo ninguna justificación. Me doy cuenta de que no soy capaz de estar en paz y tarde o temprano uso la guerra y la violencia. Son muchos los pecados que cometo y además por mis propios méritos no he sido, ni soy capaz de dejar de pecar. Al mismo tiempo, ya hace tiempo que me he dado cuenta que hay hombres y mujeres que han encontrado un camino de paz, eso me llena de fe y de esperanza en que pueda yo también encontrar ese camino. Y en esa búsqueda he encontrado algo que me muestra la verdad de la vida, ese algo me llena de esperanza y de fuerzas para continuar cada día siguiendo esa fe.

avenue-962173_960_720

Fenomenología de la metanoesis

La fenomenología de un autodespertar sería la descripción de los fenómenos que ocurren en el autodespertar. En la metánoia explicada por Tanabe, la conversión del ser ocurre acompañada de la vergüenza del mal que causamos y el reconocimiento de la imposibilidad de cambiarlo por nuestros propios medios debido a nuestro mal radical y acompañada de la gratitud por lo obtenido nunca gracias a nosotros que albergamos el mal radical.  Además se acompaña también de la necesidad de ayudar a todos los seres sintientes.

En las cartas de Yaeko Iwasaki se ve esta fenomenología.

“Estas cartas aparecieron por primera vez en un artículo que publicó Harada-roshi en una revista budista poco después de la muerte de Yaeko Iwasaki. Él anotó sus comentarios (aquí impresos en cursiva) sobre las cartas, pero los comentarios generales y los títulos se escribieron específicamente para el artículo con el fin de instruir al lector sobre budismo y aclarar las cartas mismas. Yaeko no tuvo oportunidad de ver estos comentarios antes de morir.”

Kapleau, Philip (2008). Los tres pilares del Zen. Cartas de iluminación de Yaeko Iwasaki a Harada-roshi y sus comentarios. (Pag. 299) .Mexico: Pax Mexico

Las cartas de Yaeko Iwasaki

yaeko-iwasaki

Las dos caras de la vida

imageHay momentos de alegría y dicha y hay momentos de tristeza y dolor. Normalmente atacamos los momentos de dolor con rechazo e ira y los momentos de alegría con orgullo.  La filosofía metanoética nos lleva al cuestionamiento radical de nuestro yo. Ese yo es el que provee a la acción de límites. Como acción limitada será la semilla del mal. Para que nuestra acción esté libre de los límites que impone el yo, ese yo ha de ser negado. Ya no actuará el poder de yo, mi propio-poder que es negado sino el Otro-poder. Leer más de esta entrada

Corazón de la metanoética

“Sea como sea, la reflexión metanoética exige examinarme completamente para reconocer esta tendencia vergonzosa en mi interior y efectuar zange para este fin. Una vez que me he subsumido a este requerimiento y me he dedicado a la práctica de zange, soy encontrado por un maravilloso Poder que alivia el tormento de mis vergonzosos actos y me llena de un profundo sentido de gratitud. Zange es, por decirlo así, un bálsamo para el dolor del arrepentimiento y, al mismo tiempo, la fuente de una luz absoluta que paradójicamente hace que la oscuridad brille sin expulsarla. La experiencia de aceptar este poder transformador de zange como una gracia desde tariki (Otro-poder) es, como veremos en breve, el corazón de la metanoética.”

Hajime, Tanabe (2014). Filosofía como metanoética. El significado filosófico de la metanoética. (Pag. 69) .Barcelona: Herder

Regalo de un nueva vida

“La filosofía comienza desde la conciencia del yo en conformidad con la autonomía de la razón y desde ahí se extiende, a través de limitaciones y determinaciones del mundo, a una conciencia del hecho de la existencia del yo a través de la nada absoluta, la cual establece una relación de transformación mutua entre el yo y el mundo. Por lo tanto, la filosofía debe ser realizada en la fe-iluminación del yo como ser-qua-nada, que es ser (rupa) como una manifestación del vacío (sunyata) o nada absoluta. De esta forma, el yo resucita a una existencia más allá de la vida y la muerte; recibe el regalo de una nueva vida. La acción que media la fe-iluminación no es otra que la metanoesis.”

Hajime, Tanabe. (2014). Filosofía como metanoética. El significado filosófico de la metanoética. (pag. 87). Barcelona: Herder.

Germen de la Escuela de Kioto

“Cuando Nishida hizo la pregunta que consideraba la pregunta filosófica más importante – “¿Qué es la realidad última? – el zen le daba la dirección en que el autor debía buscar una respuesta. Pero para que ésta fuera una respuesta filosófica, Nishida tenía que penetrar en el pensamiento filosófico, tenía que transformar la experiencia zen en una respuesta filosófica.

Esta transformación presenta dos aspectos. En primer lugar, la práctica de la filosofía exige una expresión lógica de la experiencia zen que violenta el carácter transintelectual de la experiencia zen. Al propio tiempo, la práctica zen exige que la filosofía se transforme violando su racionalidad intelectual a fin de que el individuo despierte a la realidad última viva. Indagación del bien reposa en esta recíproca transformación de zen y de filosofía. Como filósofo y como budista zen, Nishida transformó la experiencia zen en filosofía por primera vez en la historia de esta tradición religiosa y, también por primera vez, transformó la filosofía occidental en una filosofía orientada según el zen”.

Kitaro, Nishida (1995). Indagación del bien . Barcelona: Gedisa.

 

Nihilismo vs vacuidad

El punto de vista de la vacuidad

En vez de la 《lógica de locus》 de Nishida y 《la lógica de lo específico》 de Tanabe, Nishitani elaboró lo que él llamó 《el punto de vista de la vacuidad》. Él no veía esta postura como un mero punto de vista que uno pueda asumir objetivamente y sin esfuerzo, sino como el logro de un disciplinado e impávido encuentro con al duda. La larga lucha con el nihilismo que ya había quedado atrás no fue un mero trabajo académico. En su juventud, a la edad de apenas veinte años, Nishitani había caído en una desesperación profunda en la cual 《la decisión de estudiar filosofía fue, por melodramático que suene, cosa de vida o muerte para mí》. No sorprende que esto llegara a ser el punto de partida para su descripción de la búsqueda religiosa:《Advertimos la religión como necesidad o como algo imprescindible para la vida sólo en los momentos en los que todo pierde su necesidad y utilidad》.

Leer más de esta entrada